Erlichiosis y Anaplamosis

garrapata
Esta enfermedad tiene una sintomatología parecida a la filiarosis y muy inespecífica, llegando a pasar bastante desapercibidas a menos que se haga un test diagnóstico. Los animales afectados pueden presentar fiebre, apatía, anorexia, aumento de los ganglios linfáticos, sangre en heces, en la conjuntiva o hemorragias nasales.
En este caso los parásitos son microorganismos de los géneros Erlichia y Anaplasma transmitidos de un perro a otro a través de las garrapatas.  Aunque el tratamiento de estas enfermedades es mucho más sencillo que los anteriormente citados insistimos en que lo mejor es prevenir la enfermedad utilizando productos que mantengan alejadas a las garrapatas de nuestros perros (collares, pipetas o comprimidos masticables).